Misión y Actividades

 

La misión del CIPC es promover sociedades y comunidades más seguras y saludables a través de la implementación de iniciativas y programas estratégicos basados en la evidencia, cuyo objetivo es reducir y prevenir la delincuencia y la victimización, y apoyar normas y estándares internacionales, en particular las directrices de las Naciones Unidas en materia de prevención de la criminalidad (1995 y 2002). Éstas fomentan, a nivel de países, ciudades e instituciones, la inversión en la prevención antes que la utilización de respuestas al crimen más costosos para la justicia penal.


Su misión se realiza de tres maneras principales:

 

  • a través del análisis comparativo del conocimiento a escala mundial acerca del desarrollo de la prevención de la criminalidad y de estrategias y prácticas efectivas, incluyendo el desarrollo de compendidos de buenas prácticas, el desarrollo de herramientas y el análisis comparativo de enfoques y problemáticas específicas;
  • por medio de la promoción de intercambio de información y experiencias entre los responsables de la elaboración de políticas, profesionales e investigadores, a través de seminarios y coloquios acerca de temas específicos;
  • y  a través del suministro de apoyo técnico en el terreno.

 
Desde su creación el CIPC ha trabajado en estrecha colaboración  con ONU-Habitat y en particular en el programa “Ciudades más seguras”, así también con ONUDC (Oficina de las Naciones Unidas contra la droga y el crimen) miembros del Centro.  El CIPC pertenece a la red des Instituciones de la Comisión de prevención del delito y la Justicia Penal de las Naciones Unidas, compuesta de instituciones del mundo entero en donde el objetivo es sostener a los Estados miembros y los trabajos de la Comisión.

 

Los idiomas de trabajo del CIPC son: inglés, francés y español.